miércoles, 28 de diciembre de 2011

SEGURIDAD SOCIAL: integración del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social en el Régimen General de la Seguridad Social.

El Boletín Oficial del Estado de 23 de septiembre de 2011 publicó la Ley 28/2011, de 22 de septiembre, por la que se procede a la integración del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social en el Régimen General de la Seguridad Social.

La finalidad de la citada norma es:

La integración en el Régimen General de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta ajena incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social, así como de los empresarios a los que prestan sus servicios.

La  creación de un Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios en el cual, manteniendo el ámbito subjetivo de aplicación existente en el Régimen Especial Agrario con exclusión de los requisitos de habitualidad y medio fundamental de vida, se afiancen las garantías de empleo y de cobertura de los trabajadores agrarios por cuenta ajena a través de un nuevo modelo de cotización y de protección, dentro de un contexto de impulso de la creación de riqueza en el sector.

            La citada norma pretende la unificación de los sistemas de prestación de la Seguridad Social de todos los trabajadores con independencia del sector en que desarrollen su actividad.        

La Ley entrará en vigor el 1 de enero de 2012.

               

 

 

 

jueves, 27 de octubre de 2011

NUEVA REFORMA DE LA LEGISLACION CONCURSAL

Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

El Boletín Oficial del Estado de 11 de octubre publica una nueva reforma de la legislcación concursal, que evidencia el fracaso de la ley de 2003 y sucesivas reformas, que en ningún caso ha conseguido la finalidad del concurso que es la continuidad de la empresa, constituyendo en la práctica un medio para liquidar las empresas.

La exposición de motivos de la Ley  establece que “La reforma de la Ley Concursal que ahora se lleva a cabo no es una reforma radical de la misma ni supone un giro copernicano del texto legal vigente, sino que parte del reconocimiento de sus principios esenciales, en concreto, la triple unidad legal, de disciplina y de procedimiento, ya señalada. Ello no impide que la reforma pueda considerarse global pues introduce una serie de importantes modificaciones que pretenden tanto corregir errores de enfoque detectados en la práctica como colmar las lagunas de la ley. En suma, supone una actualización integral de nuestro Derecho concursal a la vista de la corta pero intensa experiencia y aplicación de la Ley del 2003, del Derecho Comparado y de su evolución.

La reforma toma como referencia la situación económica actual tanto para la adopción de las medidas como para la valoración de su implementación. Esta ley asume el impulso que se ha venido dando desde el Gobierno a la evaluación económica de las normas, que en este caso ha resultado prioritaria”.

En siguientes comentarios analizaremos los aspectos más destacados del  contenido de la citada reforma.

Texto de la Ley:   http://boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2011-15938

 

 

 

martes, 31 de mayo de 2011

CÁMARAS DE COMERCIO

Eliminación de la obligación de pertenecer a las Cámaras de Comercio y al pago de la cuota cameral
             El pasado 3 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado se publicó el Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo.
             Entre otras medidas, que lo que pretenden es eliminar aquellas cargas económicas que recaen sobre las empresas de forma directa, se encuentra la instauración de la voluntariedad de pertenencia a una Cámara de Comercio y del correspondiente pago del recibo cameral.
            Para ello en el citado Real Decreto se procede a una modificación de la Ley 3/1993, de 22 de marzo, Básica de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación que estableció con carácter obligatorio para todas las empresas y que ha servido de fuente de financiación principal de las Cámaras.
Artículo 4. Modificación de la Ley 3/1993, de 22 de marzo, Básica de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación.
              El anterior artículo en el apartado siete establece la modificación del art. 13 de la Ley 3/ 1993y su texto literal dice:
Siete. Se modifica el artículo 13, que queda con la siguiente redacción:
«Artículo 13. Obligación de pago y devengo de la cuota cameral.
1. Estarán obligados al pago de la cuota cameral quienes ejerzan las actividades del comercio, la industria o la navegación a que se refiere el artículo 6 y decidan libremente pertenecer a una Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación.
2.El importe y devengo de la cuota cameral se determinará por el Consejo Superior de Cámaras.»
                El Gobierno ha establecido que la pertenencia a las Cámaras de Comercio (que son corporaciones de Derecho Público) y el correspondiente pago del recibo cameral es voluntario, sin que se pueda obligar a pertenecer a la misma a ningún empresario, bien sea persona física o jurídica.
            Con el transcurso del tiempo podremos valorar el alcance de la medida adoptada, pero lo que si creo que es correcto y adecuado es la supresión de la imposición de pertenencia a una determinad entidad, ya que debe de ser el empresario o comerciante, quién dentro del límite de la voluntad y en base al principio de libertad de empresa decida su pertenencia o no a la misma.
              El Decreto-ley, además de la urgencia con la que se publica no establece mecanismos alternativos para las adecuación de las Cámaras de Comercio a la nueva realidad, ni tampoco un periodo de carencia o una financiación alternativa, sino que dentro de la vorágine legisladora que nos preside se dicta una norma que modifica numerosos aspectos de la vida empresarial sin prever los alcances y consecuencias de la misma.

lunes, 30 de mayo de 2011

DESEMPLEO PARA AUTONOMOS

 El pasado 6 de agosto de 2010 se publico en el Boletín Oficial del Estado la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos. La citada Ley establece los requisitos que deben de de concurrir para que el trabajador autónomo pueda acceder a la prestación por desempleo. Alcanza en su ámbito subjetivo también a  los autónomos económicamente dependientes.
El primer requisito es el  cese total de la actividad  por los motivos que la ley establece en su artículo 5, siendo estos económicos, productivos, administrativos, organizativos o personales. El autónomo ha de haber optado por cotizar en la contingencia de desempleo, salvo aquellos que están obligaos por ley.
Para el acceso a la prestación ha de haberse cotizado en los últimos 12 meses,  y la duración de la misma será desde 2 meses hasta 12 dependiendo del periodo de cotización. La cuantía de la prestación será del 70 % de la base reguladora, previéndose topes máximos y mínimos del 175 % y 107 % atendiendo a las cargas familiares. La prestación es incompatible con el desempeño de cualquier  actividad laboral por cuenta propia o ajena.
La ley entró en vigor el pasado 6 de noviembre de 2010.